Carrera loca por el control ilegítimo de los territorios ocupados

septiembre 22, 2022

La semana pasada, en nuestro boletín Disinformation Review se abordó la absurda disputa de los expertos de desinformación pro-Kremlin para ocultar el alcance y el éxito de la contraofensiva ucraniana para liberar los territorios ocupados por Rusia. Esta semana, el ecosistema de desinformación pro-Kremlin ha emprendido una tarea igual de abyecta: justificar la ocupación de Ucrania por parte de Rusia a través de referéndums ilegítimos y distraer la atención de los crímenes de guerra perpetrados por los invasores rusos en los territorios ahora liberados de Ucrania.

La celebración de referéndums ilegítimos para justificar la apropiación descarada de tierras es una vieja página del manual del Kremlin sobre cómo anexionar territorios de sus vecinos. Rusia empleó la misma táctica en 2014 para tratar de justificar la anexión ilegal de Crimea. Por lo tanto, no pilló por sorpresa que los medios de desinformación controlados por el Estado ruso anunciaran la intención de celebrar referéndums parecidos en las regiones ocupadas por Rusia de Lugansk, Jersón y Donetsk. De hecho, EUvsDisinfo ha seguido los intentos de los divulgadores de desinformación pro-Kremlin de preparar el entorno informativo para tal anuncio desde hace mucho tiempo.

Esto supuestos referéndums no tendrán respaldo jurídico internacional y ya han sido condenados enérgicamente por los líderes mundiales, incluido el alto representante de la Unión Josep Borrell. Aún así, la maquinaria de desinformación controlada por el Estado ruso se puso a trabajar a toda máquina para difundir desinformación sobre la legitimidad y la necesidad de estos referéndums. Como era de esperar, algunas narrativas de desinformación dieron la bienvenida a la «restauración de la justicia histórica» y afirmaron que el pueblo quiere unirse a Rusia, mientras que otros continuaron proclamando la conocida línea pro-Kremlin del presunto genocidio cometido por Ucrania en estas regiones. También están las narrativas de desinformación que afirman que los territorios ocupados son culturalmente rusos o que la población de estas regiones solo puede sentirse segura si se incorpora a Rusia. Pero el mensaje general de la desinformación pro-Kremlin está claro: solo Rusia puede protegerlos.

«Movilización parcial»

La urgencia por anunciar los referéndums ilegítimos no es casual. Es una táctica deliberada para escalar la situación, que ya quedó patente cuando el gobernante del Kremlin anunció la «movilización parcial» en una declaración alarmista cargada de mentiras flagrantes y amenazas abiertas.

Por mucho que la desinformación pro-Kremlin intente ocultarlo o tergiversarlo, el movimiento del Kremlin es bastante claro. Primero, celebrar referéndums ilegítimos para declarar que los territorios ocupados en Ucrania forman parte ya de Rusia. Después, presentar la contraofensiva ucraniana para liberar los territorios como un ataque a Rusia y utilizarla como una llamada a la movilización.

No es la primera vez que el Kremlin recurre a la neolengua orwelliana para intentar distorsionar la realidad a fin de que se amolde a su agenda geopolítica. El Kremlin la empleó para lanzar la guerra de agresión ilegal y no provocada contra Ucrania. La usó para racionalizar el cambio constante de objetivos militares en Ucrania. Y se ha valido de ella para disfrazar la incitación a la violencia y el discurso de odio durante la brutal guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. Ahora, el Kremlin usa de nuevo este tipo de neolengua para vender sus mentiras como si fueran verdad.

Un reguero de sangre tras la retirada de los invasores rusos

El 15 de septiembre de 2022, solo cinco días después de que las fuerzas armadas de Ucrania liberaran la ciudad de Izium, el mundo conoció lo que muchos ya temían. En los bosques cercanos a la ciudad, se descubrieron varias fosas comunes con cientos de civiles ucranianos, así como soldados ucranianos, asesinados por los invasores rusos. Imágenes como esta contradicen totalmente la narrativa de desinformación del Kremlin proclamada desde hace mucho tiempo de que Rusia está liberando a los ucranianos de la discriminación y los abusos. Así que, como es natural, el ecosistema de desinformación pro-Kremlin entró en acción de inmediato para poner en práctica el ciclo de muerte y mentiras del Kremlin.

Rápidamente se vertieron acusaciones de que Ucrania está organizando una «provocación como la de Bucha» y se acusó a Ucrania de ser un Estado terrorista. Y, por supuesto, en caso de que la negación y la desviación no funcionaran, los medios de desinformación rusos se apresuraron a calificar como nazis a los residentes de Izium. Con todo, mientras que los expertos pro-Kremlin vociferaban sobre el «genocidio del Dombás», la verdad incómoda es que los invasores rusos están perpetrando atrocidades reales, incluida la creación de un «sistema de filtrado» para deportar a cientos de miles de ucranianos a Rusia por la fuerza y de forma ilegal.

Repetir la repetición

Si hay una palabra que caracterice a la desinformación pro-Kremlin, esta es repetición. El ciclo de negación, calificando algo de provocación, echando la culpa o fingiendo justicia, ha sido repetido por los medios de desinformación pro-Kremlin durante toda la guerra. Hemos sido testigos de esta táctica cuando los comentaristas trataron de ocultar los crímenes de guerra en Bucha, de justificar el bombardeo de la maternidad en Mariúpol, de desviar la culpa por atacar la estación de tren de Kramatorsk y de negar los ataques en Kremenchuk.

La única novedad y, con mucho, el elemento más atroz de la desinformación pro-Kremlin sobre Izium es admitir sin vergüenza los crímenes para infundir miedo y presumir del poderío de Rusia. Pero el mundo lo ve tal como es: crímenes inhumanos contra inocentes perpetrados por invasores matones e impenitentes.

También en el radar de EUvsDisinfo esta semana:


Subscribe to the DISINFO REVIEW

Your weekly update on pro-Kremlin disinformation

No, thank you.