Los medios de comunicación controlados por el Estado ruso y sus socios poseen un sesgo obvio y convincente a favor de Donald Trump en detrimento de Joe Biden.

Entre el 2 y el 15 de octubre, la narrativa principal de los medios pro-Kremlin fue que un segundo mandato de Trump sería bueno para las relaciones entre los Estados Unidos (EE. UU.) y Rusia, mientras que una administración encabezada por Biden sería una tragedia para ambos países.

Esta narrativa fue más patente en RT en inglés, un medio de comunicación dirigido a una audiencia mundial angloparlante. Durante las dos primeras semanas de octubre, casi ninguna noticia de RT criticó directamente a Trump y solo unas cuantas lo hacían indirectamente. Sin embargo, los comentaristas prorrusos criticaron a Biden en una variedad de temas, a menudo empleando acusaciones conspirativas o ya refutadas, y que visibilizan tanto los temas de interés del Partido Republicano como las narrativas del Kremlin. Muchos de los comentarios secundarios incluían elucubraciones de que las elecciones presidenciales estadounidenses desembocarán en violencia y en una guerra civil.

A continuación, presentamos una lista de titulares o temas predominantes aparecidos en los medios de comunicación pro-Kremlin, ordenados por sentimiento y candidato, recopilados entre el 2 y el 15 de octubre de 2020.

Cobertura mediática favorable a Trump

Críticas a Trump

  • El problema de Trump son las altas esferas del ejército y de las agencias de seguridad que desafían abiertamente al presidente electo, pero él no tiene la potestad política para despedir a las personas involucradas. 5 de octubre, RT TV en inglés

Cobertura mediática desfavorable a Biden

  • La victoria de Biden podría poner en marcha la máquina de imprimir billetes y la burbuja del mercado de valores de los EE. UU. 6 de octubre, RT en inglés
  • Al respaldar a Biden, la «resistencia» izquierdista a Trump está perpetuando las invasiones y las guerras ilegales de los EE. UU. y dando la victoria a los neoconservadores. 6 de octubre, RT en inglés
  • ¿Cuándo saldrá a la luz la verdad sobre los acuerdos y la fortuna amasada por la familia Biden en Ucrania? 10 de octubre, Sputnik en inglés
  • El apoyo abrumador de los europeos a Biden significa que es más probable que Trump gane. 9 de octubre, RT en inglés
  • La campaña electoral de Biden carece de esencia y se centra en atacar a Trump. La campaña de Biden y los principales medios de comunicación que colaboran con ella presentan a Trump como la «personificación del mal». 9 de octubre, RT TV en inglés
  • «Me gustaría verlas bailar cuadro tengan cuatro años más»: el último desliz de Biden sobre chicas jóvenes desata una campaña para abochornarle en Twitter. 6 de octubre, RT TV en inglés
  • «El siniestro tío Joe ataca de nuevo»: Biden causa estupor con un comentario sobre «hermosas señoritas». 7 de octubre, Sputnik en inglés

Narrativa pro-Kremlin en español

La narrativa principal de los medios de comunicación pro-Kremlin en español suele dirigirse al público de simpatizantes de izquierda de la población hispana. Esta tendencia se evidencia en el fuerte respaldo a los gobiernos latinoamericanos de izquierda y choca con las críticas feroces a los gobiernos de derecha, a las políticas neoliberales y a las instituciones económicas mundiales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Por lo tanto, elogiar a Donald Trump, tal como hacen RT y Sputnik en inglés, no es una opción para sus versiones en español. Así las cosas, la estrategia parece ser tratar de alentar la desconfianza hacia Joe Biden y promover una visión pesimista de la situación en EE. UU. y sus posibilidades de recuperación, quizá con la esperanza de que los votantes latinos se queden en casa en lugar de ir a votar por el Partido Demócrata.

En el gráfico que se muestra a continuación puede ver los mensajes recurrentes de RT y Sputnik en español, Geopolítica en español, NewsFront en español y Katehon en español, recopilados entre el 2 y el 15 de octubre de 2020.

Un artículo en RT atacó a Trump directamente llamándolo «un gran fraude con deudas multimillonarias y una larga lista de pérdidas financieras, gastos excesivos y negocios frustrados», y «un estafador» que «no contribuye a la sociedad, es un parásito que chupa todo lo que puede de los demás y, cuando ya no puede sacar nada más, busca otra fuente».

Sin embargo, otros artículos son más favorables y lo retratan como un político formidable. Según Sputnik, Trump dominó en el debate contra Biden; y tras contraer la COVID-19 se ha convertido en un líder fuerte (a diferencia del decrépito Biden) que ha vencido al virus. El regreso de Trump a la Casa Blanca también influirá a su favor en los votantes.

La cobertura mediática de Biden fue sin lugar a dudas más negativa. Las noticias lo tacharon de corrupto, aseguraron que su victoria en las elecciones podría crear el caos económico, y afirmaron que no quiere condenar la violencia callejera, entre otros mensajes.

Enlaces de la cadena de desinformación

Como era de esperar, los sitios web secundarios pro-Trump (que están registrados fuera de Rusia y que informan sobre un conjunto de temas más diverso, al tiempo que respaldan las narrativas pro-Kremlin) como Global Research, The Duran, and Zero Hedge divulgaban a su vez sus propias narrativas histriónicas pro-Trump. Estas incluían recursos clásicos, como que la investigación de Rusia fue un montaje patrocinado por Clinton, que las encuestas de opinión están amañadas para perjudicar a Trump y que los demócratas están preparando un golpe anti-Trump.

Algunos medios de comunicación pro-Kremlin en español, tales como RT, Sputnik, News Front y, sobre todo, las versiones en español de los medios de comunicación de derecha Geopolitica.ru y Katehon.ru, desempeñaron un papel como eslabones en la cadena de desinformación, dando una perspectiva local a los mensajes procedentes del Kremlin o, al menos, amplificándolos. Los ejemplos incluyen artículos antivacuna y anti5G, narrativas que demonizan a Bill Gates, y noticias sobre el denominado «Estado profundo» que conspira contra el presidente Trump y contra otros estados como, por ejemplo, Rusia, China o Irán.

Sin embargo, es difícil precisar si la desinformación llegó al público local a través de medios de comunicación en inglés o español, ya que las poblaciones hispanas de los EE. UU. suelen ser totalmente bilingües, y cuál fue el efecto sobre los votantes. Algunas de estas narrativas podrían existir ya previamente en estas comunidades y, por lo tanto, simplemente ser aprovechadas por los medios de comunicación pro-Kremlin.

En algunos casos, los mensajes de desinformación pro-Kremlin impregnaron el debate público en español y fueron adoptados por los medios de comunicación nacionales. Entre los ejemplos más destacados se encuentran:

Narrativas que vilipendian a George Soros como organizador de las protestas de «Black Lives Matter» (“Las vidas negras importan”), por la justicia racial y contra Trump en los EE. UU., o como promotor de una serie de intentos de golpe de estado liderados por demócratas en contra de Trump; o que presentan el escándalo de la trama rusa como un montaje demócrata, mientras afirman que Rusia no es el verdadero enemigo.

Combatir las noticias falsas en español

La falta de información y la desinformación en español, a diferencia de en inglés, apenas se han abordado en los EE. UU., lo que ha contribuido a la proliferación de teorías de la conspiración, informes inexactos o relatos políticos maliciosos entre las circunscripciones electorales latinas, tal como informó Nieman Lab a mediados de septiembre. Este fenómeno ha sido documentado por NBC News en lugares como Florida, un estado bisagra clave.

Esto se ve exacerbado por el hecho de que para los contenidos en idiomas diferentes al inglés, las plataformas de redes sociales carecen de la capacidad de revisar y tomar medidas sobre contenidos cuestionables, y el contexto de fondo y las fuentes fiables son mucho más limitadas en estos idiomas, particularmente en YouTube y Twitter.

En septiembre de 2020, el Instituto Poynter anunció la creación de FactChat, un proyecto colaborativo con Univision yTelemundo, los principales medios de comunicación en español con sede en Miami, para combatir la desinformación en español relacionada con las elecciones.

Esta es una iniciativa muy necesaria para los votantes hispanos en los EE. UU., en un momento en el que las instituciones oficiales buscan formas de abordar las campañas de injerencia en español.