Nadie quiere ser la persona que contamina la sección de noticias de las redes sociales de sus amigos con teorías conspirativas o desinformación. Utilice esta lista y anticípese a la desinformación.

  • A veces, la gente se equivoca al escribir una dirección web. Para aprovecharse de ello, los scammers crean sitios webs falsos que se parecen a los de medios de comunicación reales y conocidos.
  • Aunque bbcnews1.com tiene un aspecto extraño en comparación con la web real com/news, recuerde que si un sitio web acaba en .info o .com tiene más probabilidades de ser falso. Para evitar cometer este tipo de errores, añada a sus marcadores sus fuentes favoritas o escriba el nombre del sitio de noticias en un motor de búsqueda.
  • Si encuentra un hipervínculo en un correo electrónico o en redes sociales, pase el cursor por encima antes de hacer clic en él. De este modo, verá la dirección completa y podrá comprobar si el dominio es conocido. Este paso también es una buena práctica para evitar que sus dispositivos se infecten con programas malignos.

  • Las noticias suelen ser monótonas, salvo en ocasiones excepcionales, como cuando dos jóvenes rescataron a un perro de un río helado y resultó que era un lobo. La historia de los monaguillos que ponían marihuana en el incensario es casi igual de fascinante pero, desgraciadamente, es falsa. Su primer instinto sobre la veracidad de una historia no siempre es fiable, así que asegúrese de comprobar el contenido en otras fuentes.
  • Si el artículo que está leyendo procede de una fuente desconocida, contraste el contenido con sitios web de prensa profesional de calidad, como la BBC, Deutsche Welle o The New York Times. A veces, las páginas web de ministerios u oficinas gubernamentales también pueden ser útiles.
  • Y no, tener muchos seguidores no significa necesariamente que una cuenta de una red social sea una fuente fiable.
  • Algunas veces, artículos publicados hace años vuelven a salir a la luz y se utilizan fuera de contexto en su forma original o con modificaciones. Compruebe siempre la fecha de publicación y tenga cuidado por si la información o las estadísticas están desfasadas.

  • Se puede crear información falsa o engañosa sobre casi cualquier cosa. En relación con el coronavirus, por ejemplo, se han publicado artículos que afirman erróneamente que la COVID-19 es un arma biológica desarrollada en un laboratorio; también se ha dicho que es obra de los Estados Unidos, el Estado profundo o George Soros o que se ha creado con el objetivo de colocar microchips en las cabezas de la gente y controlar a la población mundial.
  • Debería encendérsele una alarma cuando lea un texto que declare que un grupo secreto con intenciones malignas está detrás de algo que haya pasado. Esa alarma debería sonar más fuerte si el artículo dice que:
  • nada ocurre por accidente,
  • nada es lo que parece, o
  • todo está conectado.
  • Asimismo, tenga en cuenta que compartir artículos que manifiesten equivocadamente que el coronavirus puede curarse con soluciones salinas o jengibre puede tener consecuencias graves en la salud pública, puesto que puede animar a la gente a ignorar las directrices médicas procedentes de fuentes fidedignas.

 

  • Los medios de comunicación fiables y profesionales no se dejan enredar por teorías conspirativas y solo muestran opiniones unilaterales en el lugar que les corresponde: en los artículos de opinión.
  • El periodismo de confianza sigue normas del sector definidas: un artículo debe tener más de una fuente y representar perspectivas contrarias para mostrar una imagen equilibrada del tema en cuestión.
  • En caso de duda, eche un vistazo a la sección Acerca de o Contacto del medio de comunicación. Si se trata de un sitio de noticias fiable, debería encontrar la lista de los periodistas que trabajan en él e información transparente sobre su organización y financiación.
  • Si se enfrenta a ellos, los medios de desinformación suelen utilizar la lógica inversa y argumentar que no son ellos sino usted quien confunde o desinforma a los demás. Darth Putin lo expresó de maravilla en este tuit: «Si parece un pato, grazna como un pato, niega ser un pato, le pide que demuestre que es un pato, le acusa de ser un pato, dice que su perro es un gato, que su amigo el gato es un pato, que los tres anteriores “patos” son patos rusófobos, es un pato del Kremlin».

  • ¿Conoce al autor del artículo? ¿Puede encontrar algunos de sus trabajos anteriores? Un periodista reputado siempre tiene un historial.
  • En caso de duda, escriba el nombre del autor (o palabras clave o partes del texto) en un sitio web de verificación de datos y vea si arroja algún resultado. La desinformación también deja huella.
  • ¿Acaso existe el periodista? Algunos autores fraudulentos publican con un nombre inventado.

  • A veces, un experto no es tal, sino una persona que actúa como «experta» en, por ejemplo, el Estado profundo, alienígenas ancestrales y política exterior al mismo tiempo.
  • Y también podemos encontrar grupos de reflexión que prometen la difusión de ideas progresistas y opiniones críticas que tan solo son viejos amigos del Kremlin.
  • Si una historia se basa en fuentes anónimas o no utiliza ninguna fuente, debe ser prudente.

  • Ver ya no siempre significa creer. Algunas veces, las imágenes se emplean en otro país o se reutilizan años después en un contexto completamente diferente. Estas imágenes pueden usarse como «prueba» de que hubo una concentración contra las limitaciones por coronavirus o contra la OTAN, cuando en realidad no fue así.
  • Compruebe si una imagen se ha utilizado antes subiéndola al buscador de imágenes a la inversa de Google o a TinEye.
  • Al cambiar la composición o el ángulo, o al recortar una fotografía, una multitud puede parecer diminuta o enorme. Por supuesto, también existe todo un mundo de herramientas de edición fotográfica.

Los vídeos no son más fiables, ya que cada día es más fácil hacer shallowfakes o deepfakes. Eche un vistazo a estas historias en The Wall Street Journal y The New York Times.

  • El objetivo de un titular es conseguir que la gente haga clic en él. No muerda el anzuelo y lea el artículo antes de compartirlo.
  • Si ve algo muy popular en las redes sociales, tenga cuidado con los bots. Debería dudar de una cuenta que publique más de lo humanamente posible, cometa errores lingüísticos o gramaticales, o sea incapaz de participar en una conversación.
  • Y no, que algo se comparta muchísimo no significa automáticamente que sea cierto. En realidad, ni siquiera significa que sea popular, dado que comprar más de 50.000 me gusta, retuits y visualizaciones o que un contenido se comparta todas esas veces tan solo cuesta unos cientos de euros.
  • La desinformación a menudo se dirige a las emociones y apela a nuestro sentido de injusticia, miedo, emergencia, indignación u otros sentimientos negativos. Las imágenes, los emojis y los titulares convincentes alimentan el mensaje emocional de un artículo o una publicación en redes sociales. Preste atención a cómo se usan estas tácticas junto con la redacción de un determinado mensaje.
  • Los chistes y la sátira tienen sus propios modos de expresión y no tienen por qué ser objetivos. Por eso se llaman chistes o sátira. Ríase, pero no los trate como si fueran verdad.
  • Si quiere poner a prueba sus habilidades, participe en el juego de EUvsDisinfo y compruebe si puede distinguir noticias reales, la sátira y la desinformación.

Base de datos de desinformación sobre el coronavirus: FIRSTDRAFT
Verificadores de datos: Polygraph, StopFake, Snopes y Politifact
Encuentre su verificador de datos local en esta lista o busque aquí las organizaciones que trabajan con Facebook.

Investigaciones en línea: Bellingcat
Exposición y explicación de la desinformación: Digital Forensics Lab

Iniciativas europeas:
Base de datos de EUvsDisinfo
Comisión Europea: Euromitos
Grupo de reflexión del Parlamento Europeo: Desinformación
Elecciones europeas 2019

Si desea obtener más información, eche un vistazo a nuestra lista de lectura. Y si cree que lo sabe todo sobre lo que escribimos y sobre otros muchos temas, ¡comparta su conocimiento con los demás!